Visita mi nuevo Blog!!!

Visita también mi otro blog:


Con todas las nuevas historias de Medio Oriente...tres años viajando, tres años contando mis vivencias en los países árabes...


sábado, 4 de octubre de 2008

::: ABU DHABI!!::::



Volví!. I know, I know. Estuve un poco desaparecida y sin escribir en mi querido blog. Pero aquí estoy, fiel a mis crónicas, aunque –a decir verdad- he estado bastante holgazana.
Me encuentro en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos. Sus siglas, en inglés: U.A.E. Recomiendo que vaya y busque el globo terráqueo en la biblioteca, o que consulte el Google Earth o, en su defecto, el Wikipedia; herramientas infalibles a la hora de saber dónde está parado uno en este mundo. Listo?. Ahora sí, estamos prontos para continuar.

Llegué a Abu Dhabi hace pocos días, luego de un mes de vacaciones en Beirut y Egipto. Arribé al aeropuerto de Dubai, donde me esperaba el chofer del Hotel para traerme hasta aquí. Así, pude ver Dubai de noche, admirar sus increíbles edificaciones y lujosos hoteles y torres. Luego de los “Oh” y los “guau”, pasamos al desierto así que cerré los ojos, y en poco más de una hora llegamos a destino.

Luego de mis “trabajosos” días en Túnez, bien merecido tenía un descanso. Así fue como a días de llegar a mi hogar en estas tierras árabes –léase Beirut- comenzamos a organizar con mi compañera nuestra travesía a Egipto. Algo que merece un capítulo aparte. Fue una semana inolvidable. Experiencias que exhortaron los sentidos, y vivencias que alguna vez pensé que eran tan difíciles de alcanzar. Pero lo viví, con toda la razón, el corazón y los sentimientos puestos en una cultura que durante tantos años me atrapó y aún lo sigue haciendo con el mismo ímpetu que otrora.

Hoy, de vuelta al trabajo. El Hotel Hilton es mi residencia, y uno de sus restaurantes, Mawal, es donde cada noche hago mi show. La energía que recibo cada noche es indescriptible, y aunque mi entrada tiene una duración de una hora, la adrenalina es muy fuerte como para demostrar cansancio alguno. Acá se baila de todo, ya probamos con una versión árabe de Gipsy y ahora vamos por La Cumparsita oriental, como la llamo yo. El público es exigente y gusta de cosas diferentes. Así que es cuestión de innovar!.

Para quienes tienen curiosidad acerca de las cosas cotidianas, como comida, la gente, el idioma, puedo contarles que Abu Dhabi es una ciudad cosmopolita. Y en verdad, si bien es un país de mayorías musulmanas, hay muchos extranjeros trabajando, y todos hablan inglés. Filipinos e hindúes abundan, y son empleados mayoritariamente para tareas domésticas, o bien como mozos, recepcionistas, choferes, etc. Todos hablan un inglés indescifrable, y hasta a veces creo que entiendo más el árabe que el inglés de esta gente.

Con respecto a la comida, y como contaba en las crónicas anteriores, el mundo está globalizado señores, así que se come de todo en cualquier lado. Claro que las especialidades árabes están en todos los restaurantes. Y salvando la carne de cerdo (prohibida para los musulmanes), aquí se come todo y en todas sus variantes. Los hoteles y restaurantes ofrecen desde sándwiches, pizzas y omelletes hasta comida árabe, asiática, o italiana. En mi caso, me he convertido en fanática del Hommos, el clásico puré de garbanzos, que se come con el pan árabe tan rico. El resto, paso. No me gusta el tabouleh, ni el kebeh, ni el fatoush, ni los pickles, ni las ensaladas orientales.

Aún no he salido a conocer la ciudad, sólo al Shopping y a la playa privada del hotel. Las aguas del golfo son claras y la arena es bien blanca. Formidable. Un día de éstos, cámara en mano, salgo de recorrida para ver qué tiene Abu Dhabi de bueno para mostrarme, una de las ciudades más ricas del mundo. Nos es para menos; me encuentro parada sobre toneladas de crudo.
Ahora sí, a prepararme para el show. Saludos, desde la costa del Golfo Arágibo!!.

1 comentario:

azpeitia dijo...

Que envidia me dás...uff!...disfrutar de ese paraiso desde el punto de vista artístico...enhorabuena desde azpeitia