Visita mi nuevo Blog!!!

Visita también mi otro blog:


Con todas las nuevas historias de Medio Oriente...tres años viajando, tres años contando mis vivencias en los países árabes...


jueves, 20 de noviembre de 2008

:: Mis días en Emiratos Árabes ::


Vuelve al ruedo mi musa, que esta vez estaba –literalmente- de vacaciones. Muchas cosas sucedieron desde que escribí la última vez. Y uno se da cuenta que no depende del calendario el paso del tiempo, sino de la energía de las vivencias personales. Y puedo decir que de un día a otro las cosas pueden cambiar drásticamente. Y puedo asegurar que eso está muy bueno a veces… y otras veces no tanto.


sábado, 4 de octubre de 2008

::: ABU DHABI!!::::



Volví!. I know, I know. Estuve un poco desaparecida y sin escribir en mi querido blog. Pero aquí estoy, fiel a mis crónicas, aunque –a decir verdad- he estado bastante holgazana.
Me encuentro en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos. Sus siglas, en inglés: U.A.E. Recomiendo que vaya y busque el globo terráqueo en la biblioteca, o que consulte el Google Earth o, en su defecto, el Wikipedia; herramientas infalibles a la hora de saber dónde está parado uno en este mundo. Listo?. Ahora sí, estamos prontos para continuar.

Llegué a Abu Dhabi hace pocos días, luego de un mes de vacaciones en Beirut y Egipto. Arribé al aeropuerto de Dubai, donde me esperaba el chofer del Hotel para traerme hasta aquí. Así, pude ver Dubai de noche, admirar sus increíbles edificaciones y lujosos hoteles y torres. Luego de los “Oh” y los “guau”, pasamos al desierto así que cerré los ojos, y en poco más de una hora llegamos a destino.

Luego de mis “trabajosos” días en Túnez, bien merecido tenía un descanso. Así fue como a días de llegar a mi hogar en estas tierras árabes –léase Beirut- comenzamos a organizar con mi compañera nuestra travesía a Egipto. Algo que merece un capítulo aparte. Fue una semana inolvidable. Experiencias que exhortaron los sentidos, y vivencias que alguna vez pensé que eran tan difíciles de alcanzar. Pero lo viví, con toda la razón, el corazón y los sentimientos puestos en una cultura que durante tantos años me atrapó y aún lo sigue haciendo con el mismo ímpetu que otrora.

Hoy, de vuelta al trabajo. El Hotel Hilton es mi residencia, y uno de sus restaurantes, Mawal, es donde cada noche hago mi show. La energía que recibo cada noche es indescriptible, y aunque mi entrada tiene una duración de una hora, la adrenalina es muy fuerte como para demostrar cansancio alguno. Acá se baila de todo, ya probamos con una versión árabe de Gipsy y ahora vamos por La Cumparsita oriental, como la llamo yo. El público es exigente y gusta de cosas diferentes. Así que es cuestión de innovar!.

Para quienes tienen curiosidad acerca de las cosas cotidianas, como comida, la gente, el idioma, puedo contarles que Abu Dhabi es una ciudad cosmopolita. Y en verdad, si bien es un país de mayorías musulmanas, hay muchos extranjeros trabajando, y todos hablan inglés. Filipinos e hindúes abundan, y son empleados mayoritariamente para tareas domésticas, o bien como mozos, recepcionistas, choferes, etc. Todos hablan un inglés indescifrable, y hasta a veces creo que entiendo más el árabe que el inglés de esta gente.

Con respecto a la comida, y como contaba en las crónicas anteriores, el mundo está globalizado señores, así que se come de todo en cualquier lado. Claro que las especialidades árabes están en todos los restaurantes. Y salvando la carne de cerdo (prohibida para los musulmanes), aquí se come todo y en todas sus variantes. Los hoteles y restaurantes ofrecen desde sándwiches, pizzas y omelletes hasta comida árabe, asiática, o italiana. En mi caso, me he convertido en fanática del Hommos, el clásico puré de garbanzos, que se come con el pan árabe tan rico. El resto, paso. No me gusta el tabouleh, ni el kebeh, ni el fatoush, ni los pickles, ni las ensaladas orientales.

Aún no he salido a conocer la ciudad, sólo al Shopping y a la playa privada del hotel. Las aguas del golfo son claras y la arena es bien blanca. Formidable. Un día de éstos, cámara en mano, salgo de recorrida para ver qué tiene Abu Dhabi de bueno para mostrarme, una de las ciudades más ricas del mundo. Nos es para menos; me encuentro parada sobre toneladas de crudo.
Ahora sí, a prepararme para el show. Saludos, desde la costa del Golfo Arágibo!!.

lunes, 29 de septiembre de 2008

martes, 16 de septiembre de 2008

::::EGIPTO SOÑADO::::



Puedo decir que he cumplido un sueño. Tuve la dicha de conocer Egipto. La vida me demuestra una vez más que luchar por lo que uno quiere tiene su recompensa.
Septiembre iba a ser un mes de vacaciones para mí, ya que es el mes de ramadán en los países árabes y la mayoría de las bellydancers que están acá arman los bolsitos, y a casita. Pero mis ansias por seguir en la vorágine de mi nueva vida de bailarina viajera hizo que me decidiera por quedarme y planear mi soñado viaje a Egipto.

domingo, 14 de septiembre de 2008

domingo, 31 de agosto de 2008

::::Bye Túnez::::::



Gracias!!!..... Merci!!..... Chouckrane!!


Despedida de Túnez... (escrito el 25/08)
A días de comenzar el mes de setiembre, y echando un vistazo a mis últimos 45 días en este país, puedo decir que me voy más que conforme y feliz. Días maravillosos, momentos intensos, semanas que se deslizaron demasiado rápido. Vuelvo a desear que el tiempo se detenga, o que al menos se pase más lento. Quiero guardar cada instante vivido, cada minuto acontecido.


lunes, 4 de agosto de 2008

Un mes en Túnez!!!



Aquí nuevamente, mi periódica crónica tunecina. Auqnue hace bastante que no escribo. Es que he tenido unos días agitadísimos, che, y se complica.
Mis días siguen siendo fabulosos, pero quiero detener el tiempo!. Pasa todo muy rápido. Hace ya dos meses que estoy fuera de Argentina. Y ya pasó un mes desde que llegué a Túnez. Y me temo que los últimos 20 días van a pasar más rápido aún. Dicen que cuando las cosas de la vida son bonitas, parecería como que pasan rápido. Pero gracias a Dios puedo decir que verdaderamente estoy aprovechando el tiempo.

miércoles, 30 de julio de 2008


Otro día feliz en Tunisia

Este día merece un capítulo aparte. Martes 29 de julio. Una jornada inolvidable por lo bien que la pasé. Estoy muy bien todos los días, y estoy disfrutando mucho, pero ayer en especial fue distinto. Tuvo su condimento de aventura, relax y diversión.


martes, 22 de julio de 2008

:::::::::::::INSTALADA EN TUNEZ:::::::::::::

Sentada en mi habitación les escribo. A ustedes, que por el chat siempre me preguntan, ¿novedades?. Sí, muchas!!...Estoy viviendo mis días al máximo. Con todas las energías puestas acá, pero con un pedacito de mi corazón en Argentina. Y les escribo, porque siento que de este modo puedo exteriorizar todo lo que me pasa. Aquí no hablo español con nadie, se imaginarán, así que cuando me siento frente a la pc y empiezo a escribir, me transporto a Rosario, y estoy en una ronda de mate con ustedes, compartiendo mis vivencias.
Estoy muy bien. Muy contenta. Y gracias a Dios trabajando todos los días. Bueno….trabajando, una forma de decir, no?. “Trabajo” 45 minutos al día, una faena muy dura la mía. De todos modos, y ahora fuera de broma, tengo que dar lo mejor de mí en cada show, así que me lo tomo muy en serio. Y por suerte va muy bien.

domingo, 13 de julio de 2008

Una semana en Tunez!!!!

video
Una semana en Túnez…

Ya pasó una semana. Guau. Imposible describir en palabras el torbellino de emociones que he tenido en los últimos 40 días (y en los últimos 8 meses, de hecho). Ante todo, gracias por estar de ese lado, y seguir con atención mis líneas. Escribiendo me siento en contacto con ustedes, y se siente un poco menos la soledad. Pero es una soledad que la estoy disfrutando. Porque es una soledad que fue buscada. Sabía que iba a estar acá sin el contacto de otras compañeras bailarinas que sí tenía en Líbano. En el hotel entra y sale gente cada semana, así que va a ser difícil de hacer alguna amistad que perdure. Al menos todos aquí son muy amables y me hacen sentir muy cómoda.

viernes, 4 de julio de 2008

LLEGUE A TUNEZ!!!!

Llegue a Tunez!!
Definitivamente fue un día muy largo. Más aún teniendo en cuenta que tuvo 48 horas. Porque anoche no pude pegar un ojo, no se si por miedo a quedarme dormida y perder el vuelo, o por la expectativa de todo esto. Sí, definitivamente por las dos cosas. La cuestión es que eran las 4 de la mañana y seguía con la energizer de los conejitos que escalan la montaña. Pero era como decirle a un chico “andá a dormir que después cuando te despiertes están los reyes magos”, y te quedás espiando a ver si los ves cuando entran con camello y todo por la cerradura. Bueno, ésto igual. Y pensé que no iba a estar ansiosa, hasta que llegó el momento. Es que son muchas cosas. En Líbano estaba entrenando, y mi responsabilidad no era otra que asistir a las clases y avanzar en ellas. Y ahora recién le está llegando el mensaje a mi mente que acá la cosa es distinta. Acá, es bailar para ganar. Y si no bailás, no ganás, y si no ganás, te volvés. Y si te volvés es porque fuiste un zoquete. Así que acá estoy, a la expectativa de mi primer show, que tal vez sea mañana o pasado.

domingo, 29 de junio de 2008

:::::::::::Un mes en Líbano::::::::::::::::::::::::



Un mes en Líbano

Es todo muy raro. Al mismo tiempo muy real. Son momentos. Muchas veces estoy aquí, y salgo al balcón. En un extremo el mar mediterráneo, en el otro, las montañas. Inmediatamente se me viene a la mente el planisferio tamaño oficio que me pedían en el cole. Guau, estoy acá. Otras veces, me parece todo tan normal. Es raro, a eso me refiero.


domingo, 15 de junio de 2008

::::::Fadilah en Libano!!!::::::::


Hola!!!...hoy hace 2 semanas que llegué a Beirut, República de Líbano. Muchos sentimientos atraviesan mi alma en este momento. El mayor de todos es la felicidad. No puedo dejar de pensar que estoy aquí, en n lugar histórico, en un lugar donde toda esa cultura que vine aprendiendo hace muchos años, ahora de golpe se despliega ante mis ojos, con una sencillez indescriptible, como si toda la vida hubiese estado aquí, o como si simplemente perteneciera a este lugar.


Líbano es un país como ningún otro. Su gente, amistosa, agradable. Sus calles ruidosas, zigzagueantes. Una ciudad que se destaca por su gran calidad de vida, pero que no deja de conservar la simpleza de un pueblo que aún lucha por paz. Los libaneses de hecho que la merecen. Y su gente, a pesar de las penurias civiles por las cuales tuvieron que pasar, no dejan de luchar por su tierra, por su país. Líbano es una nación de caras sonrientes, mujeres ataviadas con muchos brillos, muchachos bulliciosos y deseosos de parecerse a Europa, pero con el orgullo nacional de pertenecer a este pequeño país que cada mañana despierta a orillas del mediterráneo.