Visita mi nuevo Blog!!!

Visita también mi otro blog:


Con todas las nuevas historias de Medio Oriente...tres años viajando, tres años contando mis vivencias en los países árabes...


jueves, 20 de noviembre de 2008

:: Mis días en Emiratos Árabes ::


Vuelve al ruedo mi musa, que esta vez estaba –literalmente- de vacaciones. Muchas cosas sucedieron desde que escribí la última vez. Y uno se da cuenta que no depende del calendario el paso del tiempo, sino de la energía de las vivencias personales. Y puedo decir que de un día a otro las cosas pueden cambiar drásticamente. Y puedo asegurar que eso está muy bueno a veces… y otras veces no tanto.




Soy feliz y es lo que importa al fin de cuentas. Basta de tantos planteos absurdos, basta de tantas cavilaciones y supuestos. Vivo el hoy convencida de que es éste presente el que me está forjando un futuro cargado de prosperidad, y cada vez más me convenzo que es uno mismo el hacedor de su destino.

Cuántas cosas uno no sabe de sí mismo hasta que se topa con ciertas experiencias que nos “hacen ruido”. Y para mí, este viaje no sólo fue una “travesía al medio Oriente”, sino que funcionó como un viaje hacia mi propio yo. Aún entre tanto bullicio árabe, entre tanta fascinación por todo lo nuevo y exótico, tengo mis momentos de encuentro personal, donde descubro a la mujer que potencialmente va asomando. Hoy, tengo la oportunidad de elegir mi vida y de dejarme llevar por todo lo bueno que se me presenta en el camino.

Emiratos Árabes es sin duda un país sin igual. Una nación que creció a pasos agigantados, entre las dunas del desierto y las claras aguas del Golfo; entre mujeres ataviadas con abayas y opulentos hombres mostrando orgullosamente su nacionalidad con su típico pañuelo a la cabeza, la kufiyya. Abu Dhabi, su capital, una ciudad multifacética, que despertó hace tan sólo unas cuatro décadas con la ayuda del petróleo, se muestra amigable a todos los forasteros que llegan a buscar un sueldo digno, techo y comida. La ciudad es un crisol de razas y curiosamente sus habitantes conviven diariamente entre filipinos, hindúes y europeos que se han acercado paulatinamente a esta metrópolis en busca de sendos puestos de trabajo.

Las curiosidades –ante mis ojos occidentales- están a la orden del día. La forma de ser de la gente, la ciudad en sí, sus comercios, sus calles; todo es bastante llamativo para quienes saben descubrir las marcas personales de esta cultura, escondidas detrás de los edificios inteligentes, los shoppings de lujo, los hoteles 7 estrellas, y los autos último modelo. Basta observar raudamente a los locales para ver hasta qué punto uno se encuentra en una ciudad que no reniega de su cultura musulmana, pero que al mismo tiempo acoge enhorabuena a ciertas costumbres occidentales.

Cómo será el preconcepto que tenemos los occidentales de estos países de oriente, que cuando vi un Mc donald´s me encontré preguntando asombrada “¿un mc donald´s aca?”. Sí, Mc donald´s, papas fritas, helados, medialunas, yerba mate, supermercados Carrefour, miel argentina, chocolates Cadbury, milka, Arcor, milanesas, discotecas y su correspondiente “after” en las concurridas “open 24 hs” estaciones de servicio. Y la lista continúa. Es así como a veces me siento como “en casa”, aunque en otras circunstancias me doy cuenta que, es de a poco que me voy envolviendo en esta particular cultura.

Días de playa, de Shopping, caminatas por “Corniche” –la costanera-, noches de shows cargados de adrenalina; amigos, discos donde se baila techno, árabe, pop, dabke; tardes de mate y amigas, madrugadas de Messenger y Facebook. Días de mucha “pila” y otros tantos cargados de recuerdos y nostalgia...

Son los días de mi vida. Todos los días tienen un sabor especial, y a veces me encuentro cerrando mi puño para que no se me escape ni un poquitito de felicidad….




FER

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Sabés qué Fernanda?

Argentina está perdiendo a sus bellezas, porque emigran y no vuelven. Una pena grande para un Pais que tiene todo para ser grande.

Sea como sea, espero que pasés las más Felices Fiestas.

azpeitia dijo...

Llego a tu página, por azar, y me encuentro un relato bello, caliente, sin manipular de una persona que vive la realidad, llena de vitalidad, sabiendo lo que quiere...de forma valiente, muy hermosa tu descripción,,,un abrazo desde la vieja esapaña de azpeitia.

Iris Cadelago dijo...

Fer que alegría encontrarte nuevamente! Me encantan los relatos de tus viviencias porque me haces soñar...Ya te dije que escribes y "describes" muy bien. Disfruta tu juventud, tu danza y a oriente con sus paricularidades, me encantaría charlar en privado en otra oportunidad, creo que tu tienes mi mail. Un saludo argentino. Iris

Anónimo dijo...

Fernanda:

Fe...liz Año Nuevo

Belleza rosarina.